El espíritu solemne de la derrota

 

Tumbados entre arboles

de la gran avenida,

lejos del estruendo urbano,

se deshacen de la razón humana.


 

Con lágrimas en los ojos

y sin rastro de inocencia,

saborean el aire frío

que refresca la cálida ciudad.


 

El ambiente enrarecido

oculta los rostros ausentes,

y el aroma a herida abierta

destapa la cruda realidad.


 

Volverán si, pero siendo otros,

como otras son sus ideas,

amilanados por el espíritu

solemne de la derrota.


 

Atrás quedará la batalla inmoral

que tanto les ha negado,

no así el río rojo interminable

grabado en la retina

y las largas horas de paz

ya tardía.

Anuncios

2 comentarios to “El espíritu solemne de la derrota”

  1. Pues sí. Hay circumstancias que te hacen cambiar completamente, incluso hay veces que nos cambian de todo, que parecemos otros.

  2. cercadelcielo Says:

    Exacto, te quedas sin margen de maniobra, limitándote a ver como todo cambia. Aunque en nosotros está la manera de digerirlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: