Un clavo no quita otro clavo

Hay imágenes que no desaparecen nunca. Y quien dice imágenes, dice un olor o un sabor. La mente suele retener en la memoria momentos únicos, instantes que significaron algo importante en nuestras vidas, y que solemos simplificar clasificándolos en felices o tristes. De alguna forma que desconozco, a veces pasa que mi memoria recuerda cosas que de manera consciente no concibo como algo importante. Recuerdo por ejemplo el rostro o nombres de personas de mi colegio que nunca significaron nada para mi, y que algunos incluso no llegue a entablar más de dos o tres palabras. En cambio, recuerdo de una manera amplia y poco nítida mis veranos cuando era pequeño en un camping. Dentro de mí, tengo la sensación de a ver disfrutado mucho, de vivir grandes experiencias, pero no recuerdo muchas de ellas. Es curioso, el grado que tenemos de consciencia e inconsciencia de nuestro recuerdos y el poco poder que ejercemos sobre ellos.

 

Desde que era pequeño, he escuchado muchas veces por parte de mi familia o de algún amigo la expresión “un clavo quita otro clavo”. Es una expresión muy utilizada para dar ánimos algún conocido, un intento de consuelo donde hacemos creer a nuestro allegado, que la mala experiencia por la que esta pasando será remplazada tarde o temprano por otra. En ocasiones, así ocurre y logramos eliminar el recuerdo que deja esa experiencia, pero no es una regla matemática. Hay momentos en tu vida que nunca van a dejar de ser parte de ti, cómo cuando uno rompe una relación con la persona que quiere, con la que comparte cosas importantes, con la que se siente complementado, cuando ese punto de apoyo con el que siempre puede contar desaparece, nada es reemplazable del todo.  Es cierto, que con el tiempo uno aprende a superar estas relaciones, y que la aparición de nuevas personas que llenan espacios sentimentales lo hacen más llevadero, e incluso consiguen en la mayoría de casos seguir adelante. Pero los recuerdos, las experiencias, siguen ahí y permanecen para siempre. Creo que si una relación te ha marcado profundamente, ninguna otra ocupará nunca ese lugar, sino que llenará otro nuevo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: