Lo que te queda

 

 

 

Entonces te queda la falsa esperanza,

el poder de autodestrucción.

 

Te quedan las imágenes entrecortadas

que acuden a ti sin tu permiso.

 

Te queda arrugarte en la bañera

y mantener la respiración.

 

Te quedan las estalactitas de un pasado

que te empeñas en sostener.

 

Te queda oír sonar el teléfono

como música de fondo.

 

Te queda atiborrarte a somníferos

y posponer la batalla nocturna.

 

La rendición que aporrea la puerta    

esperando a que desfallezcas.

 

Y supongo que también te queda la vida,

aunque no sepas que hacer con ella.

 

 

Anuncios

2 comentarios to “Lo que te queda”

  1. Wow! Realmente conmovedor…la verdad es que sí. Hay veces que no se valora la vida, y otras veces que realmente se te hace demasiado grande….

  2. Gracias!!! Sí, tienes razón. A mi me gusta pensar que la vida siempre es una opción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: