Archivo para febrero, 2010

Marzo.

Posted in esperanza, pesimismo on febrero 25, 2010 by Xavi

 

 “El fracaso es la más resplandeciente victoria.”

 L. M. Panero

    

Faltan sólo unos días

para que comience Marzo

y me angustie con sus tercas preguntas.


Triviales, pequeñas, incomodas,

muy absurdas,

algunas incluso acertadas.


Debería arrancarlo del calendario

y substituirlo por otro Julio,

pero eso seria como

admitir la derrota.    


Prefiero que venga y me muerda,

que marque en mi cuello

sus rojos días, que me envuelva

con su alambre de falsas alarmas,

o mejor aún, que se atreva

a decirme por qué disfruta tanto

alargando las horas,

por qué insiste en demostrarme

que siempre será el mes

más largo y cruel

del calendario.


Y luego, pasado el trago,

ya vienen entrado en él,

después de oír como

se traza una derrota,

hablaré yo en los

meses siguientes.

Vida y obra de una palabra.

Posted in literatura on febrero 23, 2010 by Xavi

“Una sola palabra basta para destruir la dicha de los hombres.”

 Chateaubriand

 

 

 

Nace blanca,

como la primera luz,

como el silencio.

Descalza,

musa de hallazgo,

virgen de escuchas.

 

Vive en otros,

intoxicada por otros,

a veces antónima

y a veces intratable.

 

Hilvana infinitos destinos,

dueños de otros destinos,

a veces inspiradores

y a veces insaciables.

 

 

Muere rugosa,

devastada y desterrada

por otra que nace.

Y cuando se posa

en la última boca,

y sabe que sonará

por última vez,

no es capaz

de extinguirse del todo.

Lo que amo de ti

Posted in amor on febrero 17, 2010 by Xavi

Amo

como se aplasta la luz aquí dentro

y me estudias en silencio

para invadirme sin preguntar.

 

Amo

como el sudor toma tu cuerpo

y aflora el olor del perfume natural.

 

Amo

encontrar rincones que nadie conoce

en tus miradas.

 

Amo

cuando una lluvia apaga mi sed

y dispersa todas mis batallas.

 

Amo

hacer el amor en las noches más largas.

 

Amo

no saber explicar lo que siento

cuando exprimes mi aliento

y descubro que no hay fin.

 

Amo

intuir que en esto no hay tiempo,

que el tiempo no sabe latir.

 

Amo

observar los trozos de vida

que no nos desesperan.

 

Amo

incendiar caminos de estrías

por tu espalda de seda.

 

Amo

y amar no es una palabra(cualquiera).

 

 

 

 

 

 

El baile de la metralla.

Posted in guerra, muerte on febrero 12, 2010 by Xavi

Tristes guerras si no es amor la empresa. Tristes, tristes.

Tristes armas si no son las palabras. Tristes, tristes.

Tristes hombres si no mueren de amores. Tristes, tristes.

 

Miguel Hernández.

 

 

Sentí caer el plomo,

deslizarse sobre mis hombros.

Sentí como un hormigueo

me adormecía por dentro.

 

Sentí alejarme del cuerpo,

abandonar el juicio.

Sentí como el fin de la lucha

avergonzaba a algunos hombres.

 

Sentí el peso de los ojos que intimidan,

el aliento forastero cerca de mi boca.

Sentí como el baile de la metralla

me secaba en la sombra.

 

 

 

 

 

 

Aires difíciles

Posted in inconformismo, revolución on febrero 5, 2010 by Xavi

 

Los aires soplan difíciles,

sin apenas pausas.

Buscan romper con todo,

no dejarte nada.


Quieren un camino simple,

de cuerpos claros.

Pero tú eres la montaña curva

de relieve arcano.


Los aires se transforman en viento,

y el viento invoca a la tormenta.

Ni la más perfecta de ellas

es capaz nunca de atravesarte,

de rozar tu frágil figura

tan inquebrantable cuando se trata

de convicciones.

Ni la suma de todas las sumas

de almas

es suficiente para que el ruido

deje de aspirar a ti.


El rumor, tan sólo el rumor

de una huella recta

en una de tus azarosas curvas

es más que suficiente.


Poco, tal vez nada,

queda al azar del viento.

Y aun así, tú.

Alguien ha dicho basta.

Posted in inconformismo, revolución on febrero 1, 2010 by Xavi

Puedes esperar en la vías del tren

y ver como se cruzan vidas eternamente.

¿Por qué no?

    

En otro lugar…

 

Alguien ha dicho basta alzando

su mano contra la de nadie.

Alguien ha querido levantarse

de su trono imposibilista.

 

No se quien pero alguien

dispara con la seguridad de que caerán,

de que las esperas se han acabado.

 

Alguien asumirá el riesgo

y sabemos que perderá.

Perderá hasta estirar al máximo la derrota,

y cuando crea que ha llegado,

se inventará nuevos límites

que nunca llegarán a tocarse.

 

Porque sabe que el camino del sueño

es idéntico al camino que inicia Abril,

al de los días claros que acaban en tormenta,

al de esos pequeños brotes cálidos

que el sol va dejando en el aire,

y que en el fondo nos anuncian

lo que será el tesoro estival.