Archivos para marzo, 2010

No ser

Posted in imaginación, inconsciencia, voluntad on marzo 27, 2010 by Xavi

 

 

Tímido, sutil movimiento para

provocar el caos,

cruces infinitos de bolas de fuego

repletas de palabras encadenadas

que buscan, que no serán,

aliento.

 

 

Nieve esparcida en el ángulo

muerto de mi mente,

perfecto bloque de miedo

que niega la posibilidad

de invocar a la voz apocalíptica,

idolatrada tantas veces

por mi inconsciencia.

 

Viaje a través de un piano.

Posted in viajes on marzo 19, 2010 by Xavi

 

El tacto duro de los dedos sobre las teclas,

el rostro grave y apático,

sus labios esforzándose por mejorar,

la visión panorámica de un cuerpo

elevándose por encima del cuerpo.

 

El sonido que endulza el habitáculo,

apenas con dos puntos de luz

muriendo al destemplarse la tarde,

la vida ausente por momentos,

la inesperada visita de la felicidad.

 

Y cerca, quizá muy lejos,

la mirada apasionada y sincera

de un hombre que conspira

y aspira a viajar, a desaparecer

también.

 

Intueixo

Posted in esperanza, viajes on marzo 16, 2010 by Xavi

El destí no ha canviat mai

en tant de temps,

tants cops de paisatges

i de silencis,

de mans que volen anar

cap a un lloc ben fosc,

tant lluny de la veu

dins de la boira.

 

Intueixo que el meu camí

serà el mateix que el de la resta,

però no per això deixo de somiar

en lo màgic que pot ser creuar-lo.

 

La mateixa empremta

que s’esborra,

– suplantada tants cops

per una altre nova-

potser la fi si és la mateixa,

però en el recorregut

trobaré la meva victòria.

 

Volver

Posted in amor, desamor on marzo 6, 2010 by Xavi

 

Pudiera yo hablar del cielo y otras espinas,

pulir la piedra afilada que se clava cuando me miras.

Pudiera yo entorpecer los pasos ansiosos,

incurrir en el deseo de penetrar en tus ojos.

 

Pudiera yo alterar la perfecta placidez,

agitar con olas salvajes al verbo ser.

Pudiera yo engañar ahora a mi corazón cobarde,

y volver a desatar el fuego que en mi pecho arde.

    

Albores y territorios

Posted in preguntas on marzo 1, 2010 by Xavi

Puede entender que se rompa

el amor, que aterrice en una

tierra blanda, resbaladiza y

desconocida. Que nadie,

que una sombra, que él

tome el relevo.

 

Con los años, puedo entender

– a mi pesar – porque los niños

abandonan la inocencia, y

egoístamente buscan ser

infelices, semejantes

a nosotros.

 

Lo que no entiendo

– ni falta que hace-

es por qué nos hacemos

los locos cuando se requiere

un poco de lucidez, por qué

los ojos pintan cuadros

impresionistas y las manos

recetas de la compra,

por qué de repente acudimos

al menor de los recuerdos y

al mayor de los suspiros,

por qué, por qué…    

por qué siempre nos rendimos

– sólo de palabra- en los

albores de todo, en los

territorios de la nada.