Nada en forma de oficina

 

 

Trabajo las palabras en perfecto desorden,

corrompo las líneas rígidas y las dinamito

sin demasiada convicción.

 

Me limito a biopsiar el día,

a contracción, a dispersión.

 

En todo impera incómodamente el silencio,

la falta de valor,

el tempo acuchillando las almas,

el ruido estricto de las maquinas,

mi voz enjaulada en toda esta tierra hostil.

 

Tanto ambiente cercado

deshidrata mi voluntad.

 

Se atesoran fuertes razones de vacio,

de nada en forma de oficina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: