Otras vidas son posibles.

 

 

 

Son esos pasos dispersos,

totalmente inadvertidos,

tan acostumbrados a olvidarse

en el polvo del cemento,

los que adquieren cierto parecido

con la infancia y esos días

que vuelan tan fáciles.

 

Son también tus ojos de las 4 de la tarde

chocando a ciegas con el sol,

con el porvenir asimétrico

y la triste belleza de las hélices rotas

de un molino de viento,

los que me obligan a creer

que otras vidas son posibles.

 

 

 

 

Anuncios

Una respuesta to “Otras vidas son posibles.”

  1. ‘estos días azules y este sol de la infancia…’

    puede que merezca la pena saquear la vida de arriba a abajo hasta tropezarse con ellos… sí, puede que sí…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: