Distancias intimas.

A Kristel (por entender como nadie

lo que nadie entiende)

Bastó con rozar los versos,

-no importan los motivos-

para acelerar los sentimientos

más enterrados.

 

Calles repletas,

un café vacío,

la inmensidad del mar,

quizá todos fueran cómplices,

testigos mudos.

 

La intimidad había nacido ya,

sin darnos cuenta,

entre susurros

y distancias.

 

Distancias intimas

para romper un invierno

demasiado largo

que aprendió

a desvanecerse

con tu poesía azul.

 

Más tarde,

el destino se inventó

un encuentro casual

para recordarnos

que las palabras no pueden

sentir una mirada,

no deben.

 

La vida, pese a todo,

no ha dejado de hablarnos;

se que vas seguir robándome

el tiempo y la paz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: