El efecto invisible

 

 

A una persona inmensa, bandera del placer de las pequeñas cosas.

 

 

 

El poder del aroma

se levanta por encima

de cualquier oscuridad.

Su olor, perfecta esencia indescriptible,

hipnotiza las zonas grises.

 

No existe la lucha,

ni la paz con condiciones,

su presencia decreta

la peor de las derrotas.

 

Uno a uno y en fila,

los corazones aguardan

– abatidos –

la sentencia de sus labios.

 

Nunca deseé tanto estar entre los condenados.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: