En el camino.

 

Viajar sin rumbo

persiguiendo el sonido

de la tormenta,

la expresión herida

de un grito errante,

viento agazapado de la memoria,

aliento que fabrica

revoluciones.

 

Y en el camino

encontrar

luz tísica y discontinua,

luz áspera, insatisfecha,

sin latido,

que enfoca a las afueras

de una ciudad deshabitada,

ciudad de ojos tristes.

 

 

Nada nos guía

y nada nos pertenece,

ni siquiera aquellas horas tranquilas

que vivimos

lejos de nosotros.


 

Anuncios

Una respuesta to “En el camino.”

  1. me quedo con lo último.. desde luego que nada nos guía, y nada ni nadie nos pertenece

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: