Los sueños no tienen memoria.

 

 

Recuerda cómo la tierra

se traga los años,

cómo el cielo existe

pese al cielo.

 

Recuerda la luz

de los vértices oscuros

y su olor podrido sobre tu piel.

 

Recuerda que si cierras los ojos

la ciudad desaparece

sin necesidad de chalecos salvavidas.

 

Recuerda porque una noche

secaste el amor

y ahora se desborda.

 

Recuerda que hay horas

que vuelven

sin ser reclamadas.

 

Recuerda la vida que se esconde

en el temblor del cuerpo

en un amanecer.

 

Recuerda que calor

te salvo de la soledad.

 

Recuerda que los sueños

no tienen memoria.

 


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: