Lo que es fumigar los sueños.

 

Ese rugido abismal,

hermano del viento,

ese aullido que abraza tu espalda

empapada de soledad.

 

Esa lluvia en el corazón

del hombre,

esa devastadora carga

de todo aquello que se nos resiste.

 

Ese recuerdo embarrado de una piel

que en otro tiempo fue tu piel.

 

Ese triste espectáculo que es observar

como te alejas del latido,

como fumigas los sueños,

a pesar de todo,

y a pesar de que es imposible.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: