Cracovia.

 

 

A esta hora la ciudad se enfría

y sólo quedan nubes suspendidas.

 

Los coches iluminan

con intermitencia

las obras de la autopista,

es algo horrible,

yo prefiero imaginar el desenlace

de dos cuerpos diluidos

en una ventana.

 

En casa nada se detiene,

los rostros se ofrecen

los unos a los otros.

 

Pienso en lo lejos que están mis enemigos

de esta frontera temporal.

 

El gato se cuela y me despierta,

creo que le gusta verme fumar

siempre y cuando no le acaricie.

 

Alguien me nombra

mientras yo te imagino.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: