Nada.

 

 

 

Lloramos, silencio y lloramos,

y no significa nada.

 

Está todo turbio,

parece definitivo y asfixiante,

y esa rabia brutal, aumentada,

una violencia que desconocíamos.

 

Los miro y no veo

ninguna unidad de tiempo,

el tiempo es el dolor

ahogado en recuerdos.

 

Y si hay un desliz,

un mero instante claro,

es para estrellarse

en un porqué

incomprensible.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: