Despidámonos

Emborrachémonos en noches húmedas

e insalubres,

y sudemos la vida y el desequilibrio

y seamos felices por última vez.

 

Visitemos las tumbas de nuestros amantes,

escribámosles poemas a sus lápidas

mugrientas y abandonadas.

 

Solos, en la sombra de un árbol milenario

que adopta la forma del olvido

recordemos las primeras carnes

anunciándonos el paraíso irrecuperable.

 

Saludemos a la muerte en el fin

de los días azules,

seamos el otoño caído para siempre.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: