Te quiero en julio de 2005.

Te quiero en julio de 2005.

En las tardes de marzo y de lluvia

que en nada se te parecen

pero sin embargo te traen.

 

No te quiero el resto del tiempo,

aunque te quise a veces

y ahora me obligue a creerlo.

 

Recuerdo tu cara girándose en el Polo

y mirarme. Llorabas.

Creo que llorabas para mí.

Lo recuerdo con palabras

y sin imágenes.

 

Eres lo que descubrí y se acabó.

La memoria de la carne salada.

La memoria que no encuentro

y que busco a menudo.

 

Estás muerta. Yo también.

Ahora somos otros.

 


 

Anuncios

Una respuesta to “Te quiero en julio de 2005.”

  1. Brutal. Tus últimos versos están hechos a base de zarpazos, de disparos… son muy, muy viscerales.
    Es un gusto dejarse arañar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: