Disco zombies.

Hay una luz sobreexcitada

quemando la noche y mis ojos;

zombis de discoteca que zigzaguean

al son de melodías alcoholizadas.

Los cuerpos vienen para estudiarse

y aullar sin reservas,

descubrir que la sed

se oxida

en bocas ajenas,

en bocas que escupen frases

antes de que pasen de moda.

Ella tiene el sexo en los ojos

y mi mirada es sexo incontrolable.

Pensar en mordisquear su boca hinchada,

lamer la sangre en mis labios excesivos;

crear un país de nadie

para follarnos en este suelo pegajoso,

de charcos de whisky

y de hielos derretidos.

Pero eso dura lo que un codazo

o un vaso vacío.

Tocarla sería un interruptor

de ruletas rusas;

tocarla es la verdad

y no lo que ahora va a ocurrir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: