Archive for the guerra Category

El baile de la metralla.

Posted in guerra, muerte on febrero 12, 2010 by Xavi

Tristes guerras si no es amor la empresa. Tristes, tristes.

Tristes armas si no son las palabras. Tristes, tristes.

Tristes hombres si no mueren de amores. Tristes, tristes.

 

Miguel Hernández.

 

 

Sentí caer el plomo,

deslizarse sobre mis hombros.

Sentí como un hormigueo

me adormecía por dentro.

 

Sentí alejarme del cuerpo,

abandonar el juicio.

Sentí como el fin de la lucha

avergonzaba a algunos hombres.

 

Sentí el peso de los ojos que intimidan,

el aliento forastero cerca de mi boca.

Sentí como el baile de la metralla

me secaba en la sombra.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

El espíritu solemne de la derrota

Posted in guerra, muerte, preguntas, protesta, tragedia, vida on marzo 9, 2009 by Xavi

 

Tumbados entre arboles

de la gran avenida,

lejos del estruendo urbano,

se deshacen de la razón humana.


 

Con lágrimas en los ojos

y sin rastro de inocencia,

saborean el aire frío

que refresca la cálida ciudad.


 

El ambiente enrarecido

oculta los rostros ausentes,

y el aroma a herida abierta

destapa la cruda realidad.


 

Volverán si, pero siendo otros,

como otras son sus ideas,

amilanados por el espíritu

solemne de la derrota.


 

Atrás quedará la batalla inmoral

que tanto les ha negado,

no así el río rojo interminable

grabado en la retina

y las largas horas de paz

ya tardía.

Tortura

Posted in amor, desamor, guerra, injusticia, voluntad on enero 23, 2009 by Xavi

Me ahogo al respirar el aire de tus palabras

que agonizan en mi mente sin dejarme descansar.

Me siento estático encerrado en la tortura

del recuerdo de tus labios en mis labios.

 

No soy más que una plagio de lo que un día fui contigo

solitario y obstinado en quererme destruir.

Volver a ver tu rostro seria para mí un desafío

que no se si mi corazón podría resistir.

 

 

Por eso luchare para olvidar

tus abrazos cuando todo iba mal,

por eso luchare para olvidar

tus silencios protegiéndome del vendaval.

 

 

Ojalá se disipe en el aire la ansiedad

que me impide avanzar un paso más,

y los vuelcos que turban mi corazón

se calmaran porque al fin todo pasó.