Archive for the muerte Category

¿Te acuerdas?

Posted in muerte, pasado, recuerdos, soledad on febrero 3, 2014 by Xavi

 

Puede que ya esté muerto

y que tú ya te hayas adelantado.

Lo digo porque las fisuras de tu boca

acrecientan las mentiras poco a poco;

lo digo porque ya no follas igual,

en realidad, nunca follaste igual

que la primera vez.

Pero no te culpo.

 

¿Te acuerdas?

 

Bueno, yo guardo algunos pliegues

y salivas conmigo. Ahora que muero

se hacen más vivos, menos díscolos.

Recuerdo tu mano escondida en mis piernas;

la mía sin sangre bajo tu culo grande y sexual.

 

¿Te acuerdas?

 

Lo del silencio es una excusa tan dulce

que casi he olvidado lo que te odio.

Casi. No sé si sabríamos decirnos nada

después de tanto dicho entre tinieblas

y luces bajas, y altos contrastes de la noche,

y besos de memoria repetidos, y lenguajes

secretos que huelen a coño y a polla,

y mi aliento que tanto desprecias por la mañana

cuando me besas con aires de abandono.

 

Yo no estoy seguro de nada

si en realidad algo de esto existió.

He aprendido a decirme la verdad así:

diciéndola.

 

 

Testamento.

Posted in muerte on septiembre 30, 2010 by Xavi

 

Cuando vengas ahora

a rematar el trabajo,

no permitas clemencia.

 

Me gustaría algo rápido,

con una ceremonia sencilla,

no necesariamente formal

pero sí seca y honesta.

    

A los míos

no les consientas que hablen

si no es con el silencio.

 

El resto no es importante.

 

Ah, acuérdate también

de hacerme volar

sobre campos de avena,

mientras suena esa canción

tan triste de Leonard Cohen.

 

 

El amor o la muerte

Posted in amor, desamor, muerte on agosto 17, 2010 by Xavi

 

 

Aquellos que pensaban

que el amor era un juego

deben andar ahora

en un avanzado estado

de descomposición.    

 

 

Muchos

movidos por la fuerza

de océanos ingobernables

procedentes

del algún espacio exterior,

salían a las calles

a desnudar su juventud

pensando

que todos eran el último día

y que tú, que todas,

erais el antídoto de la muerte.

 

 

Pocos discutirían ahora

el resguardo de la soledad

y su frágil pacto

de no agresión.    

 

 

Pocos renunciarían ahora

en ese avanzado estado

de descomposición,

a la muerte de los sentidos

o lo que es lo mismo,

a la muerte.

Morir de lejos

Posted in muerte, soledad on abril 7, 2010 by Xavi

 

Hay quien atrapa el instante,

incluso derretido.

Y lo reduce todo a polvo,

a la expresión mínima.

 

Entregándose al vacio,

al cultivo de la ausencia.

Creyendo que asesina

la conjetura que engendra

todo, el dolor.    

 

Pero se equivoca.

 

Nadie concibe con exactitud

el desvanecimiento de los días.

Nadie dijo que con envejecer

bastara para morir de lejos.

El baile de la metralla.

Posted in guerra, muerte on febrero 12, 2010 by Xavi

Tristes guerras si no es amor la empresa. Tristes, tristes.

Tristes armas si no son las palabras. Tristes, tristes.

Tristes hombres si no mueren de amores. Tristes, tristes.

 

Miguel Hernández.

 

 

Sentí caer el plomo,

deslizarse sobre mis hombros.

Sentí como un hormigueo

me adormecía por dentro.

 

Sentí alejarme del cuerpo,

abandonar el juicio.

Sentí como el fin de la lucha

avergonzaba a algunos hombres.

 

Sentí el peso de los ojos que intimidan,

el aliento forastero cerca de mi boca.

Sentí como el baile de la metralla

me secaba en la sombra.

 

 

 

 

 

 

Lo que te queda

Posted in esperanza, muerte, soledad, vida on octubre 19, 2009 by Xavi

 

 

 

Entonces te queda la falsa esperanza,

el poder de autodestrucción.

 

Te quedan las imágenes entrecortadas

que acuden a ti sin tu permiso.

 

Te queda arrugarte en la bañera

y mantener la respiración.

 

Te quedan las estalactitas de un pasado

que te empeñas en sostener.

 

Te queda oír sonar el teléfono

como música de fondo.

 

Te queda atiborrarte a somníferos

y posponer la batalla nocturna.

 

La rendición que aporrea la puerta    

esperando a que desfallezcas.

 

Y supongo que también te queda la vida,

aunque no sepas que hacer con ella.

 

 

Parece tan fácil.

Posted in esperanza, muerte, tragedia, vida, voluntad on julio 23, 2009 by Xavi

Es en esa zona arqueada

alejada del mar,

de edificios conexos

e imperiosos silencios,

donde suele caer

buscando el vacío.

 

Es en esa zona poblada

de antiguos héroes,

con la mirada perdida

sin margen de huida,

donde suele apostar

su vida a una carta.

 

Es evidente las ganas que tiene

de retorcerse bien fuerte,

de seguir respirando

ese aire contaminado,

que le impulsa a seguir

tentando a la suerte.

 

Se cruzan mil rayos en su cabeza,

y ve como todo se aleja.

Se pierden las voces

que atrofian su mente,

las horas gigantes

que le impedían continuar.

 

Yo también he querido

visitar ese espacio

y jugar al azar,

parece tan fácil

dejarse llevar,

parece tan fácil

claudicar.