Casi idos del mundo.

Posted in Reflexión, tiempo, vida on noviembre 13, 2016 by Xavi

 

Inflige un dolor inescrutable

saber que uno vivirá.

Nada apacigua la pesada carga

de esos días inundados

con recuerdos infames

que saquearon en un reflejo nocturno

la verdad que quisimos soñar.

Y tal vez ni eso fue.

 

Ejércitos imbatibles de tiempo

rodean la cama

la luz es solo el truco perfecto

de una sombra oscura

que sonríe perversa mientras

espera paciente que nos rindamos.

 

Quizá uno piensa en los años

de la nada como un armisticio

ves el cuerpo helado y tétrico y piensas

si habrá valido la pena.

Cuánto tiempo cabe en esa pregunta.

Pero ya sabes que los días son abogados

de la noche que nunca dejan de pleitear

con la contradicción.

 

A veces la duda es más intensa todavía

aprieta salvaje en la herida

nos invita a un trago y a otro

observando en silencio

los ríos de sangre encharcada.

 

Y no se sabe muy bien

porque abrazamos así a la locura.

Los ojos de una vieja decrépita y hermosa

-tan solo hueso y desnudez-

que miran limpios casi idos del mundo.

Nos perturba no saber cómo

lo ha conseguido.

Anuncios

Desnudo he sabido que.

Posted in amistad, amor, esperanza on enero 3, 2016 by Xavi

Sobre la idea de amarnos.
Sobre la torpeza del encuentro
sobre el milagro torpe del encuentro
sobre la batalla de la distancia y la piel
sobre el colapso de los cuerpos
sobre el silencio.
Sobre las horas hechas años
sobre el miedo a rompernos
sobre la enfermedad de la palabra
sobre la muerte del verbo
sobre la perpetuidad
de amar todas las noches insanas
sobre los vasos
sobre las latas
sobre otros cuerpos
sobre tu carmín de whisky
sobre el dolor ebrio
de mis ojos húmedos que mienten
y no mienten.
Sobre tu boca derrotando al tiempo
sobre tu boca
sobre el sueño constante
de una cama
sobre tu cuerpo,
y el mío,
sobre nada más.
Sobre los inviernos propios
sobre el caos
sobre las ciudades que fuimos
sobre las luces limpias
sobre el sexo más sucio
sobre el placer íntimo
de todas las derrotas.
Sobre las veces que escribimos
Hogar
sobre Diciembre
sobre el deseo de ser Diciembre
sobre las tripas infladas
de azul posible
sobre la aspiración ciega
de ser aún posible
sobre aullar la rabia
sobre imponer lo salvaje
sobre saltar
sobre correr en los vértices
ocultos de la herida.
Sobre saber que el hambre
te salva
sobre saber que la huida
te salva
sobre dejar de ser nosotros
sobre empezar a sernos uno
sobre estar en el otro.

Sobre la idea de amarnos.

Sobre la idea de amarnos por encima de la idea.

Piedad.

Posted in Uncategorized on octubre 18, 2015 by Xavi

Que venga ya el duelo

y se rompa

y los domingos imbatidos

y las ráfagas de tus ojos

en una ave con su huida,

Que sangren los soles de lluvia

cargados de café frio

que nos condonen la deuda

y los condicionales abatidos,

Que diga el guardia su stop

y los niños me señalen

y que el amor sea un verbo

y tú dejes de ser todos

los adjetivos,

Que me permitan el abismo

que nos rajen el pasado

que vuelva el primer beso

y alguien lo destruya,

Que just folow me

y haya un barco esperando

que la vida no apeste

a habitaciones de paso,

Que follarte no sea un suicidio

que follarte sea un principio

y la piel sea piel

y no mi Jesucristo

o que disparen los finales

planes de fuga

y que intuirnos nos baste

para fundar un lenguaje.

La fiesta sin ella.

Posted in futuro, Imposibilidad, juventud, presente, vida on mayo 25, 2015 by Xavi

Debatía la luz matinal con el asombro

del que mira el primer estallido.

 

El sexo caducado dejaba un rastro

helado en los espejos,

ansiosos ya por mostrar lo inevitable.

 

Había que transfigurarse para no

herir el sueño de aquel cuerpo extraño.

 

Una quietud perversa

le empujaba a asistir al triunfo

de una mañana de oficina.

 

La fiesta era ayer,

sin ella -pensaba-;

y el tiempo se expandía

con el veneno tranquilo

de la memoria.

 

Con la certeza de saberse

suspendida en ausencias,

como aquellos gatos salvajes de la azotea,

sostenía el aliento último

de una vida explotada.

Disco zombies.

Posted in juventud on abril 4, 2015 by Xavi

Hay una luz sobreexcitada

quemando la noche y mis ojos;

zombis de discoteca que zigzaguean

al son de melodías alcoholizadas.

Los cuerpos vienen para estudiarse

y aullar sin reservas,

descubrir que la sed

se oxida

en bocas ajenas,

en bocas que escupen frases

antes de que pasen de moda.

Ella tiene el sexo en los ojos

y mi mirada es sexo incontrolable.

Pensar en mordisquear su boca hinchada,

lamer la sangre en mis labios excesivos;

crear un país de nadie

para follarnos en este suelo pegajoso,

de charcos de whisky

y de hielos derretidos.

Pero eso dura lo que un codazo

o un vaso vacío.

Tocarla sería un interruptor

de ruletas rusas;

tocarla es la verdad

y no lo que ahora va a ocurrir.

Aún, todavía.

Posted in esperanza, tiempo on noviembre 30, 2014 by Xavi

 

Aún, todavía,

cuando te pienso,

tengo la ambición del niño

y su helado de chocolate.

 

Cuando te extraño

en días como hoy,

en días sin demasiado quehacer,

con demasiado tiempo

en el que arrepentirme.

 

Aún, todavía,

podría descolgar el teléfono

y hablarte serenamente,

habiendo estudiado tu esquiva respuesta

y la ira encendida de mi memoria.

 

No ceder a la erosión impuesta

de los años y los cuerpos

que olvidarán sin temblar

quienes fuimos,

a quienes prometimos amar

y odiar eternamente.

 

Aún, todavía,

tendemos a imaginar qué hará el otro

y con quién,

en cualquier instante cotidiano,

en cualquier beso aún extraño

y desatendido.

 

Aún, todavía,

hay preguntas no formuladas

y adioses evitables.

Resumen de incompatibilidades.

Posted in vida on noviembre 11, 2014 by Xavi

 

La inercia imparable,

el mal ajeno,

los semáforos en ámbar,

nuestras derrotas,

la inanición civil,

razones estériles

de un desengaño.

La dimensión de las miradas,

los aplazados finales,

este poema,

el destello irrecuperable,

mil sistemas que rompan

el presente.

Los años perdidos,

la huida aplazada,

los nombres que amamos,

las pequeñas mentiras,

el deseo injustificable

de un deseo.

Los margenes desconocidos,

la ira matinal,

unos cuantos silencios,

la voluntad del cambio

y la imposibilidad de ocultarse.

 

Todo nacerá y morirá

con el ruido invisible del día.